Mayo 31, 2021 / Por: Santiago Valverde Lara

Escasas acciones de monitoreo y saneamiento del Atoyac

A más de medio año que se firmó un convenio entre autoridades federales y estatales, no se ha avanzado en su ejecución

Escasas acciones de monitoreo y saneamiento del Atoyac

antiago Valverde Lara

Aunque desde 2017 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación sobre la situación del río, fue hasta finales de 2020 que las autoridades involucradas firmaron un convenio para tomar acciones al respecto, las cuales siguen estancadas.

Para tener un panorama de la vigilancia de la contaminación del río Atoyac, se presentaron 11 solicitudes de información a dependencias federales en las que se pidieron reportes relacionados con sanciones por descargas irregulares, presencia de contaminantes y la entrega de dicho convenio.

Con base en esto se puede observar que no se han tomado acciones suficientes para el saneamiento del río y que dicho convenio se queda corto, pues no incluye medidas adecuadas para la atención de toda la cuenca.

Además, en los últimos siete años se han registrado más de 100 descargas irregulares en la cuenca del río Atoyac en los estados de Puebla y Tlaxcala.

Por otra parte, destaca que se han detectado contaminantes cancerígenos en el agua de consumo humano en comunidades cercanas al río Atoyac.

 

Sanciones por descargas irregulares

Entre 2014 y 2020 se aplicaron 103 sanciones por descargas de aguas residuales ilegales en la cuenca del río Atoyac en los estados de Puebla y Tlaxcala, las cuales estaban fuera de la norma mexicana aplicable.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) reportó, en respuesta a la solicitud de información 1613100018921, que estas sanciones suman un total de 41 millones 330 mil 86.65 pesos, siendo 2017 el año con más descargas irregulares detectadas.

 

Año

Número de sanciones

Monto acumulado

2014

13

$ 991,118

2015

10

$ 1,793,646

2016

13

$ 4,640,027.5

2017

38

$ 19,661,511.9

2018

17

$ 9,773,430

2019

7

$ 4,209,713.25

2020

1

$ 260,640

 

Del total de estas sanciones, 77 fueron aplicadas en el estado de Tlaxcala, las cuales suman 37 millones 30 mil 969.5 pesos.

Esto significa que tres de cada cuatro descargas irregulares detectadas en la cuenca del Atoyac corresponden a empresas y autoridades de Tlaxcala.

Cabe destacar que en el año 2020 solamente se aplicó sólo una sanción, lo cual podría estar relacionado con la pandemia causada por COVID-19.

Dentro de las sanciones aplicadas se incluyen a seis ayuntamientos que realizaron descargas irregulares a la cuenca, de los cuales cuatro corresponden al estado de Puebla y dos a Tlaxcala

El ayuntamiento con la sanción más costosa fue Apetatitlán de Antonio Carvajal, Tlaxcala, por un monto de dos millones 796 mil 619 pesos; llama la atención que ésta se aplicó dos veces, una en 2017 y otra en 2019.

 

Ayuntamiento

Estado

Monto

Apetatitlán de Antonio Carvajal

Tlaxcala

$ 5,593,238

San Damián Texoloc 

Tlaxcala 

$ 3,210,620

Juan C. Bonilla 

Puebla

$ 521,280

San Matías Tlalancaleca 

Puebla

$ 434,400

Tlaltenango

Puebla

$ 434,400

Santa María Coronango 

Puebla

$ 226,470

 

Las entidades más sancionadas en el período analizado son la planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad industrial de Xiconhtencatl III, y Sponge Technology Corporation, S.A. de C.V., con cuatro sanciones, respectivamente.

En el caso de la ciudad industrial de Xiconhtencatl III, las sanciones sumaron seis millones 15 mil 688 pesos, mientras que las sanciones de Sponge Technology Corporation, S.A. de C.V. alcanzaron un total de dos millones 400 mil 268 pesos.

 

Contaminantes del río

De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en dos municipios del estado de Puebla y tres del estado de Tlaxcala se han detectado compuestos orgánicos volátiles en la cuenca del río Atoyac, los cuales son considerados como cancerígenos.

Por medio de la solicitud de información 1215100155221 se pidió al organismo federal “los resultados de los análisis de la presencia de contaminantes o compuestos orgánicos volátiles en la cuenca del río Atoyac”.

Sin embargo, lo que se entregó fue un reporte de determinaciones de benceno, tolueno, etilbenceno y xileno (BTEX) en agua de uso y consumo humano en municipios ubicados en el margen del río.

Estos compuestos son derivados de hidrocarburos y, de acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el benceno puede generar afectaciones al sistema nervioso central, así como cuadros de leucemia y cáncer.

En concreto, los municipios del estado de Puebla en los que se encontraron estos compuestos fueron San Martin Texmelucan y Huejotzingo, y en el caso de Tlaxcala fueron Tepetitla de Lardizábal, Nativitas e Ixtacuixtla de Mariano Matamoros.

Llama la atención que en los dos municipios de Puebla sólo se detectaron los compuestos BTEX en 2019, y se reportó que éstos se encontraban dentro de la norma aplicable. 

En el caso de los municipios de Tlaxcala, hubo detecciones de BTEX en 2018, 2019 y 2020, aunque todos estuvieron dentro de la norma.

Además, destaca que Nativitas es el municipio con mayor número de determinaciones correspondientes a BTEX.

 

Municipio

2017

2018

2019

2020

Total

San Martín Texmelucan

0

0

8

0

8

Huejotzingo

0

0

8

0

8

Tepetitla de Lardizábal

0

32

0

8

40

Nativitas

0

68

16

4

88

Ixtacuixtla de Mariano Matamoros 

0

40

24

0

64

 

 

Convenio vigente

Tres años después de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 10/2017, relacionada con la situación de la contaminación del río Atoyac, autoridades federales y estatales firmaron un convenio para atender las observaciones hechas por el organismo.

Fue el 23 de septiembre de 2020 cuando la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el gobierno del estado de Puebla, el gobierno del estado de Tlaxcala, y los ayuntamientos de San Martin Texmelucan y Huejotzingo, Tepetitla de Lardizábal, Nativitas e Ixtacuixtla de Mariano Matamoros firmaron dicho convenio.

Ante esto se presentó la solicitud de información número 1610100027221 a la Conagua para conocer el contenido de dicho convenio.

En la primera cláusula de éste se indica que tiene por objetivo “conjuntar acciones y recursos, en el ámbito de sus respectivas competencias y de acuerdo con la suficiencia presupuestal respectiva, con el objeto de elaborar e implementar un Programa Integral de Restauración Ecológica o Saneamiento de la Cuenca del Alto Atoyac, donde se ubican los ríos Atoyac, Xochiac y sus afluentes, a corto, mediano y largo plazo, en términos de lo establecido con la recomendación 10/2017 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)“.

Entre las acciones que acordaron las autoridades destaca la conformación de un grupo de trabajo que “identifique y desarrolle planes y acciones tendientes a mejorar y facilitar la coordinación entre ellas para cumplir con el objeto del presente instrumento”.

Para conocer la integración y operación de este grupo de trabajo, el 9 de marzo de 2021 se presentó la solicitud 1613100032121 a la Profepa, sin embargo, en su respuesta informó que en el convenio se describe la organización de dicho grupo.

Es en la cláusula cuarta que se detalla que en el grupo de trabajo participan representantes de cada una de las autoridades que firmaron el convenio, algunos ya definidos y otros por definir, sin embargo, no se precisa la fecha de conformación de este grupo.

A la par, se solicitó la misma información a la Sermanat, la cual reportó que hasta el 14 de abril de 2021, es decir siete meses después de la firma del convenio, no se había instalado o iniciado operaciones este equipo de trabajo.

Otras de las acciones que se plantean en el convenio son la construcción y mantenimiento de plantas de aguas residuales y demás infraestructura de saneamiento y drenaje en la zona, realizar acciones para cumplir con la NOM-001-SEMARNAT-1996, así como de la declaratoria de clasificación de los ríos Atoyac, Xochiac y sus afluentes.

También se comprometieron a prevenir y controlar la contaminación y conservación de los afluentes, realizando monitoreos de la calidad del agua e identificando riesgos sanitarios.

Destaca además que la duración del convenio quedó abierta de manera ambigua, pues sólo se indica que éste estará vigente “desde el día de su firma, hasta el cumplimiento de los objetivos de este”.

         

Con los Ojos Abiertos

Con los Ojos Abiertos es un portal de transparencia que busca observar y analizar las políticas públicas e incidir en ellas. Los textos son responsabilidad de sus autores y no reflejan, necesariamente, la postura de la Universidad Iberoamericana de Puebla o del Periódico Digital e-consulta.


logo e-consulta Universidad Iberoamericana