Mayo 22, 2020 / Por: Con los Ojos Abiertos

¿Qué pasa con los ensayos médicos para el COVID-19 en México?

Hasta la fecha no hay ningún medicamento que tenga evidencia científica y médica que muestre su efectividad para curar el COVID-19

¿Qué pasa con los ensayos médicos para el COVID-19 en México?

A casi cinco meses de la aparición del COVID-19 en China y su expansión por diferentes países del mundo, todavía no se ha logrado encontrar algún tratamiento para atender esta enfermedad, aunque se han tenido avances importantes con los ensayos médicos realizados por especialistas de diferentes países.

En el caso de México, esta semana se dio la noticia de resultados positivos de pruebas del medicamento remdesivir, sin embargo, las autoridades del sector salud dijeron que estos no son definitivos y que hace falta investigar más al respecto.

 

¿Cuándo iniciaron los ensayos médicos en México?

El 30 de marzo, en la rueda de prensa matutina del gobierno federal, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) había autorizado cuatro ensayos médicos de posibles tratamientos para el COVID-19.

Los medicamentos que se pusieron a prueba fueron remdesivir, cloroquina, hidroxicloroquina y tocilizumab.

 

¿Qué es el remdesivir?

Es un medicamento creado por la farmacéutica Gilead, ubicada en California, Estados Unidos, con el cual se buscaba tratar el ebola, SARS y MERS, y ahora es probado en pacientes con COVID-19, de acuerdo con información publicada por la empresa.

 

¿Buenas noticias con el remdesivir?

El 19 de mayo, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, afirmó en una entrevista con Notimex que se habían obtenido buenos resultados en las pruebas con remdesivir, al reducirse entre en un 20 y 25 por ciento el período de hospitalización de pacientes graves.

Sin embargo, horas después de que se diera a conocer esta declaración, el subsecretario López-Gatell pidió ser “moderados” con respecto a estos resultados, pues “son limitados”.

Explicó que la prueba se hizo con siete pacientes mexicanos enfermos con COVID-19, por lo que no son resultados concluyentes.

El funcionario señaló que esta prueba tardó alrededor de tres meses, desde que México fue invitado a participar en este ensayo hasta que se tuvieron los primeros resultados.

“Remdesivir no es un medicamento que ya esté autorizado para su uso generalizado ni en México ni en ninguna parte del mundo”, puntualizó el funcionario durante la rueda de prensa vespertina del 19 de mayo, al pedir a la población que no se confunda.

 

¿Cuándo habrá algún tratamiento?

Dado lo complejo de los procedimientos para los ensayos médicos, y lo variantes que pueden ser los tiempos, López-Gatell aceptó que no hay esperanza de que en un plazo cercano se tenga algún tratamiento o vacuna.

Los ensayos médicos, describió de manera general, empiezan con pruebas en laboratorio, para después pasar a pruebas en grupos pequeños para probar la eficacia y eficiencia del medicamento, por lo que son procesos que pueden tomar mucho tiempo.

Si bien dijo que se realizan investigaciones en diferentes países del mundo y que “ya hay varios candidatos”, las pruebas pueden complicarse, pues se requieren candidatos para los ensayos médicos.

Mientras tanto, se cuentan con lineamientos específicos a nivel nacional para el uso de tratamientos de “eficacia no demostrada”, como son el remdesivir y la donación de plasma.

 

Tratamientos de eficacia no demostrada

La Secretaría de Salud federal publicó en el portal coronavirus.gob.mx, el documento “Uso de medicamentos de eficacia no demostrada en pacientes con COVID-19 atendidos en Hospitales en la República Mexicana”, en el cual se detallan de manera general los lineamientos para recurrir a tratamientos experimentales para combatir esta enfermedad.

En el documento, que consta sólo de dos páginas, se indica que si bien es “entendible y justificado” el uso de diversas terapias experimentales para hacer frente al COVID-19, “esta práctica puede tener consecuencias importantes tanto en el paciente como en la comunidad”.

Por esta razón, se recomienda al personal médico sólo recurrir a estos tratamientos “con la mayor responsabilidad posible” y, en caso de ser posible, “bajo un ensayo clínico controlado, registrado y aprobado”.

En caso de no existir un ensayo clínico se pide que haya una farmacovigilancia constante, se reporte cualquier “evento adverso” y se revise las interacciones del tratamiento con otros medicamentos que tome el paciente.

También recomienda que se le informe claramente al paciente que el tratamiento suministrado no tiene evidencias de efectividad, por lo que debe firmar un documento en el que dé su consentimiento.

 

¿Cuáles son los tratamientos sin evidencia aplicados en México?

En dicho documento se mencionan algunos “medicamentos o intervenciones que se han usado en México hasta ahora para tratamiento de COVID-19 y que al momento carecen de evidencia”.

A continuación se presenta dicha lista, con una breve explicación de cuál es su uso original, de acuerdo con información difundida por la Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el portal Medlineplus:

 

  • Cloroquina / hidroxicloroquina

Medicamento para tratar o prevenir la malaria (paludismo)

 

  • Lopinavir/ritonavir y atazanavir/ritonavir

Medicamentos compuestos para tratamiento del VIH

 

  • Tocilizumab

Medicamento para el tratamiento de la artritis

 

  • Ivermectina

Medicamento que se usa para infecciones causadas por parásitos como estrongiloidiasis (que provoca problemas respiratorios) y oncocercosis (que provoca problemas en la vista).

Por su alto grado de toxicidad, el subsecretario López-Gatell alertó sobre su uso antes de tenerse más pruebas.

 

  • Remdesivir

Medicamento experimental creado para el tratamiento del ébola. Todavía no se ha usado para curar alguna enfermedad.

 

  • Plasma de pacientes convalecientes

Pacientes recuperados donan plasma para que esta sea usada para el tratamiento de pacientes activos.

Con los Ojos Abiertos

Con los Ojos Abiertos es un portal de transparencia que busca observar y analizar las políticas públicas e incidir en ellas. Los textos son responsabilidad de sus autores y no reflejan, necesariamente, la postura de la Universidad Iberoamericana de Puebla o del Periódico Digital e-consulta.


logo e-consulta Universidad Iberoamericana