Ordenan a Sedena abrir expedientes de Generales involucrados en la “Guerra Sucia”
Mayo28

Ordenan a Sedena abrir expedientes de Generales involucrados en la “Guerra Sucia”

Mónica Pérez

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) entregar, en versión pública, los expedientes de los militares Francisco Quirós Hermosillo y Mario Arturo Acosta Chaparro Escápite, involucrados en la “Guerra Sucia” en Guerrero.

Los Generales Acosta y Quirós fueron los primeros militares de alto rango en ser enjuiciados por su participación en la “Guerra Sucia”, periodo en el que el Estado mexicano tomó medidas de represión militar y política contra sectores de la población que consideraba peligrosos, sobre todo en la zona centro del país, Chihuahua y Guerrero, recordó el comisionado Joel Salas Suárez.

Al presentar el caso ante el Pleno, el comisionado precisó que si bien la información contenida en los expedientes personales materia de análisis en el recurso de revisión no se vincula con violaciones graves a derechos humanos, vale la pena poner en contexto lo solicitado.

“Sin duda, el contexto político actual es distinto al de la ´Guerra Sucia´. La violencia actual no es parte de una estrategia sistemática para neutralizar fuerzas políticas que buscan enfrentar o sustituir al gobierno; sin embargo, las violaciones graves a los derechos humanos continúan ocurriendo. De acuerdo con la prensa, de 2006 a 2017, la SEDENA recibió 10 mil 917 quejas por violaciones a derechos humanos cometidas por sus elementos y 125 recomendaciones por parte de la CNDH”, señaló.

Asimismo, el Comisionado indicó que comprender los casos de violaciones graves a los derechos humanos durante la “Guerra Sucia” y la responsabilidad de las autoridades del Estado en ellas, abona a la memoria nacional.

En un comunicado, el INAI informó que la Sedena había señalado que no era posible proporcionar los expedientes, por ser información reservada y confidencial, ya que su difusión podría comprometer la seguridad nacional y la seguridad interior del Estado mexicano, toda vez que contenía algunos datos personales, el número y ubicación de las instalaciones militares, y el nombre y la firma del personal militar.

Sin embargo el órgano garante, a propuesta del comisionado Salas, consideró que las causales de clasificación invocadas por la Sedena no resultaron procedentes para la totalidad de la información que obra en los expedientes requeridos.

Por lo anterior, a propuesta del comisionado Joel Salas Suárez, el Pleno del INAI determinó modificar la respuesta e instruir la elaboración y entrega de la versión pública de los expedientes, donde la información que deberá ser visible es aquella relacionada con la estricta calidad y desempeño en su carrera militar, la generada por medios de comunicación mediante la cual se ordena la investigación de diversos ilícitos, las resoluciones respecto de su situación jurídica, así como la que obre en fuentes de acceso público o haya sido instruida a entregar en cumplimiento a otros recursos de revisión.