Leyes de acceso a la información contribuyen a formar sociedades más democráticas: académica
Jul01

Leyes de acceso a la información contribuyen a formar sociedades más democráticas: académica

Con los Ojos Abiertos

Las leyes de acceso a la información pública, son instrumentos que contribuyen a la formación de sociedades más democráticas, señaló Miriam Carrillo Ruiz, académica-investigadora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

En el marco del quinto Aniversario del Portal de Transparencia Con los Ojos Abiertos, la especialista en Transparencia, indicó que bajo esta premisa no es posible concebir a ningún gobierno que se califique de ser democrático, sin que exista transparencia, acceso a la información y en consecuencia rendición de cuentas.

Al participar en la conferencia Transparencia en Puebla. Los retos tras la armonización de la ley de transparencia y acceso a la información pública, organizada por la Universidad Iberoamericana Puebla, Carrillo Ruiz abordó cuatro rubros sobre el tema: contexto histórico jurídico, alcances de la armonización legislativa, temas relevantes en la nueva ley y retos y consideraciones finales.

En el rubro de la armonización legislativa, destacó que la armonización de las leyes significa tender puentes entre las mismas, ponerlas en diálogo para un resultado óptimo y lograr así, la efectividad de los derechos consagrados en dichas disposiciones legales. "Para Pérez (2009), la armonización legislativa no es una simple homologación ni una recepción directa de los instrumentos internacionales en la legislación federal y local".

En el eje temas relevantes en la nueva ley, la especialista en derecho a la información puntualizó varios aspectos a considerar, tales como la incorporación de nuevos sujetos obligados, así como el Gobierno Abierto como práctica importante; posibilidad de realizar solicitudes de acceso a la información de forma verbal, por vía fax, telefónica o correo postal; modifica los plazos de los procedimientos de atención a las solicitudes de información, así como el nombre del órgano garante estatal: Comisión para Acceso a la Información Pública del Estado de Puebla (CAIP).

Asimismo, expresó que los instrumentos legales por sí mismos no resuelven ni transforman una realidad social, la importancia de los mismos radica en que la sociedad conozca dichas leyes, las utilice, las haga propias y con ello dimensionemos la importancia de tomar decisiones sustentadas en información fidedigna. "Debemos ser capaces de dialogar, cuestionar y aportar soluciones a la construcción democrática de nuestro país".

Por su parte, José Manuel Rodoreda, del Nodo de Transparencia, realizó una narración cronológica de una serie de hechos que realizaron las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) para presentar ante el Congreso del Estado, una propuesta de armonización de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

"A la iniciativa presentada el 27 de abril, las ONGss hicieron siete observaciones al Congreso del Estado, de las cuales cuatro no fueron tomadas en cuenta, dos las tomaron parcialmente y una la aceptaron. Mientras que la Universidad Iberoamericana Puebla presentó diez y sólo cinco fueron incorporadas".

Finalmente, Ernesto Aroche Aguilar, director de Lado B, desglosó una serie de acontecimientos que se suscitaron una vez que entró en vigor la nueva Ley de Transparencia.

"Lo que veo de grave más allá de contratos negados e información clasificada como reservada, es que la administración que llegará en febrero próximo no ha mostrado en la práctica que su interés en el derecho de acceso a la información sea diferente, forma parte del mismo gobierno que de manera sistemática ha mostrado que en Puebla la opacidad es política pública".