Estrategia Nacional en Ciberseguridad no debe ir contra derechos humanos
Oct24

Estrategia Nacional en Ciberseguridad no debe ir contra derechos humanos

Redacción

Expertos nacionales e internacionales coincidieron en que la Estrategia Nacional en Ciberseguridad debe estar armonizada con las Leyes de Protección de Datos Personales del ámbito público y privado.

Durante el  Conservatorio Ciberseguridad y Protección de Datos Personales, convocado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Olivia Andrea Mendoza Enríquez, del Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (INFOTEC) y Nelson Remolina Angarita, de la Universidad de Los Andes en Colombia, fueron contundentes al declarar que la ciberseguridad no debe sacrificar derechos humanos.

 “Lo ideal sería que los principios del derecho a la protección de datos, tuvieran una traducción directa en la Agenda Nacional de Ciberseguridad, me parece que ese derecho humano tiene un papel importante, ya que uno de los objetivos de la ciberseguridad es cuidar la información y la información se traduce en datos personales”, indicó Mendoza Enríquez.

Recordó que existe un mandato internacional a través de la Organización de los Estados Americanos (OEA) el cual “existe porque se puede observar que en un futuro inmediato, las próximas guerras se desarrollarán en el ciberespacio y no en el mundo físico tradicional, como lo conocemos”.

Por su parte, Remolina Angarita, señaló “el INAI es un actor clave, vigilando lo que puedan estar haciendo entidades públicas o privadas en nombre de la ciberseguridad, ahí está y creo que no hay que modificar la regulación, en un tema que es de gran envergadura o gran calado”.

El académico colombiano hizo hincapié en la necesidad, ante los riesgos que implica el ciberespacio, de hacer efectivo lo que llamó “el derecho al debido tratamiento de los datos”.

Asimismo, pidió no confundir el concepto de ciberseguridad con la ciberdefensa, ya que no se trata, manifestó, de pensar en seguridad frente a un ataque externo, sino de la seguridad de la información en todo el ciberespacio.