Acumula el sector salud, 84% de las solicitudes sobre datos personales: INAI
Jun09

Acumula el sector salud, 84% de las solicitudes sobre datos personales: INAI

Redacción

El sector salud público acumula el 84 por ciento del total nacional de 62 mil 116 solicitudes de acceso y rectificación de datos personales registradas, afirmó la comisionada del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Areli Cano Guadiana.

Durante su participación en la mesa Protección de datos personales en el marco del derecho a la salud y el valor de la confidencialidad en la relación médico paciente, del Simposio Conamed 2016, informó que de las 52 mil 337 solicitudes vinculadas al sector salud, de mayo de 2014 a abril de 2016, 91 por ciento fueron de acceso a datos personales (51 mil 894) y 0.9% para corregirlos (443).

Asimismo, indicó que las tres instituciones públicas concentran la mayoría son el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con el 74.3 por ciento; el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE )con el 93.3 por ciento y el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez” con 4.9 por ciento.

Sobre las solicitudes ante el IMSS, la comisionada detalló que están relacionadas con constancias de percepción, expedientes médicos y dictámenes de incapacidad e invalidez; en tanto que del ISSSTE con expedientes médicos, pensiones y jubilaciones, préstamos, créditos y certificados de no adeudo.

En cuanto a los recursos de revisión sobre datos personales, Cano Guadiana indicó que el Instituto resolvió en el mismo periodo mil 640 recursos de revisión vinculados con el sector salud, 81 por ciento del IMSS y 14 por ciento del ISSSTE, principalmente.

La comisionada destacó la importancia de “proteger la información que se genera de la relación médico-paciente, pues al dar aspectos íntimos de los individuos como enfermedades pasadas, presentes, potenciales; tratamientos recibidos, información genética, adicciones, trastornos mentales e incluso su origen étnico y vida sexual, su difusión puede derivar en un mal manejo que puede lesionar la privacidad de sus titulares, así como provocar actos de discriminación y segregación”.