Nov27

Quedó eliminada la participación de la sociedad en renovación de la CAIP: Vélez

Martín Hernández Alcántara // La Jornada de Oriente

De manera deliberada o como consecuencia de la negligencia e ignorancia de los legisladores, se anuló la posibilidad de que la sociedad civil participe de manera efectiva en la designación del nuevo integrante de la Comisión para el Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (CAIP), advirtió la presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) Capítulo Puebla, Lilia Vélez Iglesias.

 

La especialista explicó que desde el principio de este proceso fue anómalo, porque la convocatoria no se emitió en los tiempos marcados por la ley y se detuvo por la solicitud de la comisionada suplente, Alexandra Herrera, quien buscaba reelegirse en el cargo, a pesar de estar impedida.

 

Lilia Vélez Iglesias, quien fue comisionada de la CAIP y es reconocida como una de las funcionarias de ese organismo más comprometidas con el derecho ciudadano a saber, consideró inaceptable que por el interés particular de una sola persona, todo el proceso de renovación de la vacante que dejó Blanca Lilia Ibarra Cadena haya sido detenido.

 

Resaltó que desde un principio los diputados locales debieron percatarse de que la reelección de Herrera era imposible, así que su solicitud de revisión debió haberse desechado de inmediato; “no era necesario postergar la emisión de la convocatoria y violar así la ley por el interés de una persona”, dijo.

 

Esa decisión injustificada de la LIX Legislatura local sólo generó suspicacias de que se estaba beneficiando la candidatura de Herrera frente a la del resto de los interesados y así se vició de origen el proceso para renovar un puesto clave en la CAIP, un organismo que de suyo ha perdido crédito ante la sociedad por la actuación de sus integrantes, acusó la comunicóloga.

 

Ahora, con los tiempos encima, se lanza una nueva convocatoria y el proceso se ejecutará “sobre las rodillas”, prisa que en los hechos impedirá la participación efectiva de las organizaciones ciudadanas como lo hicieron en el proceso del que resultó electo Federico González Magaña, cuando no solo hubo propuestas de candidaturas, sino que se enviaron preguntas a los aspirantes y se participó en las comparecencias, no obstante que éste fue electo a pesar de las advertencias sobre sus vínculos con el morenovallismo, indicó Lilia Vélez Iglesias.

 

–¿Este proceso fast track que señalas, fue consecuencia de la negligencia de los diputados o una estrategia deliberada para evitar la participación de las organizaciones civiles? –se le preguntó.

 

–Si fue por ignorancia o negligencia, sería gravísimo que los diputados no conozcan la ley. Si fue una estrategia deliberada para impedir la participación social, no nos queda claro. Lo que es cierto es que las organizaciones advertimos que los plazos estaban cerca y no hubo acciones del Congreso en consecuencia, lo cual deja con  muy poco margen de confianza en este proceso importantísimo para un organismo como la CAIP, que de suyo no tiene la confianza de la sociedad por sus actuaciones –contestó Vélez Iglesias.