Jun24

Peña: a fondo, la apertura para transparentar la gestión pública

Rosa Elvira Vargas y Alonso Urrutia // La Jornada

Con los mecanismos de combate a la corrupción y apertura y transparencia,lo que estamos haciendo es domar auténticamente la condición humanacon nuevos caminos, paradigmas, límites y controles, aseguró ayer el presidente Enrique Peña Nieto.

Con esa afirmación, aceptó, le voy a dar material a más de un caricaturista. Todo porque, apuntó, Estado y sociedad estamos auténticamente tomando y llevando para bien de nuestra nación a esta gran condición humana que ha venido evolucionando y hoy adopta los signos y los parámetros de los cambios que se dan en el orden mundial en ambos temas.

El jefe del Ejecutivo federal reconoció que necesitamos una sociedad mejor informada y más participativa en los asuntos públicos.

Peña Nieto fue testigo de la instalación del Consejo del Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales. Al acto asistieron representantes de los organismos nacional y estatales dedicados a este tema, así como agrupaciones civiles, legisladores, miembros del Poder Judicial y funcionarios federales y de organismos autónomos como el Inegi, la Auditoría Superior de la Federación y el Archivo General de la Nación.

También estuvieron presentes los gobernadores de Tlaxcala, Mariano González Zarur, y de Colima, Mario Anguiano, así como el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, entre otros.

Ahí, el mandatario federal celebró que no hay países como México con organismos autónomos y sin dependencia de los otros poderes para la transparencia y combate a la corrupción, y conformados sólo para rendir cuentas a la sociedad.

La apertura promovida por la administración pública federal, afirmó, también es en serio, a fondo e integral.

Se trata, dijo, de abrir puertas y ventanas para informar a la sociedad mexicana sobre cómo y en qué se invierten los recursos públicos. Y prueba de ese compromiso es la adopción del modelo de gobierno abierto –actualmente bajo la Presidencia de México–, por el cual sedemocratiza la información pública generada por dependencias y entidades federales.

Tras escuchar las intervenciones improvisadas de Alejandro González Arreola, del organismo civil Gestión Social y Cooperación, y del presidente del Senado, Miguel Barbosa, el mandatario pidió acompañar sus reflexiones saliéndose él también del discurso preparado para la ocasión.

Así, ubicó al nuevo consejo como una instancia por la cual se normarán, orientarán y se abrirán caminos y brechas en favor de la transparencia, mediante un paradigma cultural distinto y donde autoridades y sociedad sean parte de una nueva cultura.

Realmente, de forma inédita, estamos haciendo un esfuerzo mayor, el Estado mexicano y la sociedad, por establecer este nuevo modelo de apertura y de combate eficaz a la corrupción, insistió.

Aseguró que por su convicción de que la corrupción es un problema cultural me he llevado algunas críticas, e insistió en defender su afirmación como un tema de orden global; está en todo el mundo. Y a veces, más que aparejado a una cultura, lo está a la condición humana.

Confió en que con los nuevos mecanismos anticorrupción y por la transparencia se logre domar esa condición humana.

Además, señaló, otras partes del mundo difícilmente han logrado la vanguardia mexicana en estos temas.

Planteó tres desafíos a encarar por el nuevo consejo: poner en funcionamiento la Plataforma Nacional de Transparencia; garantizar el pleno acceso a la misma de los grupos vulnerables, e impulsar la cultura de la transparencia y la rendición de cuentas en todo el país.