Sep10

#Kumamoto: Totalmente ciudadano

Jonathan Ávila // Reporte índigo

A la campaña de Pedro Kumamoto Aguilar se sumaron voluntades que se vieron reflejadas en los más de 57 mil votos que lo llevarán a ocupar una curul en el Congreso Local del Estado de Jalisco.

 Sin embargo, fueron 71 personas las que hicieron posible la campaña política más austera de México, en términos de financiamiento.

Fue el elemento económico el que catapultó al hoy diputado independiente electo a ser reconocido a nivel internacional. 

El diario español El País destacó durante el proceso electoral a Kumamoto como “el candidato de los 500 dólares”, en alusión al equivalente del tope de donación de 7 mil pesos que una persona podía hacer a su campaña.

“No se puede hacer política de altura sin dinero ni se puede ser eficiente electoralmente anteponiendo las ideas a la imagen”, escribía Diego Petersen Farah en un artículo publicado en la revista Nexos el 9 de junio de este año.

Como el periodista, otros ocupantes –como se hacen llamar los simpatizantes del independiente–, entre académicos, estudiantes y pequeños empresarios, tomaron la decisión de brindar apoyos económicos a Kumamoto Aguilar.

¿Quiénes fueron los que alcanzaron ese logro? Documentos del Instituto Nacional Electoral, obtenidos por Reporte Indigo vía transparencia, revelan a través del oficio INE/UTF/DRN/20055/2015 derivado de la solicitud de información UE/15/02845 los nombres de esos “ocupantes”, que aunque pocos, realizaron una campaña que en donaciones recaudó un total de 233 mil 574 pesos. 

Cabe destacar que antes de haberse realizado la solicitud de transparencia Reporte Indigo pidió los datos al equipo de campaña de Kumamoto.

“Los datos personales de los donadores no los podemos hacer públicos puesto que la hoja de donación que firmaron tenía un aviso de privacidad”, explicó Susana Ochoa, coordinadora de comunicación.

Confianza en el proyecto

Uno de los casos más llamativos es el de Diego Petersen, por ejemplo, quien realizó cuatro donaciones que en total dieron un monto de 6 mil 378 pesos.

“Sólo tengo una razón para no votar por Pedro Kumamoto, y es que no vivo en el distrito X”, señaló Petersen en su columna del 2 de junio en el diario El Informador.

Por su parte Susana Ramírez Urrea, académica del Departamento de Estudios Mesoamericanos y Mexicanos de la Universidad de Guadalajara, fue la única donante que rebasó el tope máximo de donación, al haber hecho tres aportaciones que sumaron un total de 7 mil 648 pesos. 

Otro académico que apoyó económicamente la campaña de Kumamoto Aguilar fue Pablo Montaño Beckmann, del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), experto en temas políticos; su apoyo fue de casi 5 mil pesos a la campaña.

Entre los diez donadores que más aportaron a la campaña, según consta en los documento del INE, después de Susana Ramírez está Alejandro Padilla Édgar, quien realizó una única donación por el monto máximo, 7 mil pesos.

De igual forma Lourdes Toussaint López, ingeniera civil por la Universidad Panamericana en Guadalajara y representante juvenil de México en la XXV edición del Barco Mundial de la Juventud, realizó una única donación de 7 mil pesos.

En tanto que empresarios como Armando de la Torre Cabrera optaron por hacer pequeñas donaciones, siete en total, que al final sumaron 6 mil 995 pesos. Al igual que Ernesto Ochoa Lozano, otro empresario que por medio de siete pequeñas donaciones apoyó con 6 mil 897 pesos.

Luis Fernando Gazcón Melchor, ingeniero industrial y gerente de ventas de Process Engineer & Regional Sales Manager Northeast Mexco, también se encuentra entre los diez mayores donadores de la campaña, con un apoyo de 6 mil 966 pesos.

Martha Cárdenas Ceja, miembro del colectivo que llevó a cabo la idea de postular a Kumamoto como independiente, Wikipolítica, también apoyo a la campaña con 6 mil 959 pesos.

Donadora que no puede escapar de los 10 más importantes es Karin Kumamoto Aguilar, hermana menor del candidato independiente y quien dio dos donativos que en suma fueron 6 mil 800 pesos.

Otros de los donadores fueron Luz María Huerta García y Ana Vicencio Huerta, esposa e hija de Felipe Vicencio Álvarez, fallecido en 2012. Entre ambas donaron cerca de 10 mil pesos a la campaña de Kumamoto.

Vicencio Álvarez fue un destacado político jalisciense, proveniente de una familia panista. Fue diputado federal y senador por la entidad.

Álvaro Quintero Casillas, estudiante de relaciones internacionales del ITESO, miembro del equipo de campaña de Kumamoto, donó 6 mil 276 pesos.

Muros políticos ‘contra’ Kumamoto

Aun cuando el respaldo ciudadano de más de 50 mil votos y el apoyo de figuras públicas de Guadalajara se han hecho presentes desde la aparición de la candidatura de Pedro Kumamoto Aguilar, en los espacios políticos, la llegada del independiente ha sido obstaculizada.

En días recientes Kumamoto declaró que en la actual legislación orgánica del poder Legislativo del Estado de Jalisco existen huecos legales que harían difícil su trabajo en el Congreso.

Explicó que la figura del independiente queda desprotegida de la Ley interna sin permitir algunos privilegios de los que gozan diputados que llegan por la vía partidista.

Ante tales hechos en el Congreso se empezó a cocinar la llamada “Ley Kumamoto”, que otorgaría los mismos derechos con que cualquier diputado local de fracción parlamentaria goza actualmente, pero para la figura de independiente.

No obstante esta ley se encuentra en la congeladora, por lo que desde plataformas como Change.org se han estado promoviendo firmas para enviar al Congreso y subir al pleno la votación de la “Ley Kumamoto”. Esta iniciativa es impulsada por Wikipolítica Jalisco y los Ocupantes.

“Esta era la forma de demostramos nuestro músculo político con símbolos. Construyendo un muro afuera del Congreso y diciendo una frase muy poderosa: Los muros sí caen”, expresó Pedro Kumamoto ante estudiantes del Centro Universitario UTEG a inicios de septiembre.

Por ahora el único camino que Kumamoto ve viable ante la no aprobación del dictamen de Ley que requiere para ejercer su trabajo es la presentación de un amparo.

“Necesitamos estar preparando un amparo en caso de que se me niegue participar en comisiones legislativas. Porque ustedes votaron en una boleta completa, en donde no se vendía un diputado a michas”, expresó el independiente.