Sep28

Instalarán árbol de plástico con un costo de más de 10 mdp en el aviario

Martín Hernández Alcántara // La Jornada de Oriente

El gobierno de Puebla, encabezado por el panista, Rafael Moreno Valle Rosas, hará una nueva intervención en el Parque Revolución Mexicana: esta vez destinará más de 10 millones de pesos para instalar un árbol de plástico gigante en el aviario y otras atracciones para niños.

Será la empresa Constructora Mabek SA de CV la responsable de la intervención de lo que fue el santuario. La estructura artificial tendrá 20 metros de altura, aunque no se sabe si se devolverán las más de mil 200 aves y otras especies que fueron sacados de la esfera.

De acuerdo con la propuesta hecha por la constructora, la obra costará 9 millones 672 mil pesos más IVA, según se indica en el fallo de la licitación que se publicó este jueves en el portal de Compranet.

La obra inició el pasado sábado y se terminará en 168 días, es decir, estará lista para marzo de 2015.

En lo que hasta ahora era el Aviario de Puebla, el más importante santuario en su tipo de América Latina, se construirá ahora un “Centro de Entretenimiento Familiar y Educativo”, según se desprende del documento para el proceso de licitación.

El proyecto consiste en la construcción de un árbol artificial de 20 metros de altura, que contará con cuatro niveles dedicados a diferentes temas medioambientales, así se describe en la Memoria Descriptiva del Proyecto Ejecutivo de la obra, el cual señala que el domo del hoy abandonado estuvo “subutilizado” por mucho tiempo, por lo que se “se pensó y proyecto la remodelación de este espacio, tratando de darle un giro radical para poder explotarlo en su totalidad”.

Se señala que el recorrido en el árbol artificial seguirá la historia de cinco niños, con la cual se busca enseñar diferentes aspectos del cuidado del medio ambiente.

Por cada uno de los niños se diseñará un espacio específico dependiendo del tema que se buscará enseñar, siendo estos una guarida subterránea, una de redes escalables y un globo aerostático artificial, un minimuseo, una cabaña herbolaria y la casa del niño ave.

“Además de observar las diferentes especies de animales en distintos niveles, pudiéndolas apreciar en vuelo y muy cerca de las personas; no solo especies como aves, sino diferentes mamíferos que podrán conocer”, se describe en los documentos, sin que se explique de dónde se sacarán los supuestos animales que estarán en el recinto, pues incluso se detalla que el árbol central tendrá una combinación de follaje artificial y natural.