Jul09

Gobiernos federal y del Edomex dan mil 700 mdp a proyecto opaco y sin auditar

Redacción Proceso

La fundación Proacceso y la compañía Enova han recibido donativos de los gobiernos federal y del Estado de México por mil 700 millones de pesos, dinero que han empleado con opacidad y sin regulación por parte de las autoridades. 

No existen auditorías gubernamentales a los recursos entregados a Proacceso y Enova, organizaciones que se comprometieron a mejorar la educación primaria en el Estado de México. 

Una investigación publicada por el portal Animal Político da cuenta de que, con recursos públicos, el grupo Enova/Proacceso creó en el Estado de México una cadena de escuelas privadas de cómputo formada por 70 sucursales. El proyecto se llama Red de Innovación y Aprendizaje (RIA). 

En 2009, por instrucciones del entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt) donó a Proacceso 56 millones de pesos, el 29.5% de los recursos aprobados para el organismo en ese año. 

“Luego, en 2010, comenzó un aumento progresivo en los recursos otorgados: ese año, el Comecyt dio 74.3 millones de pesos; en 2011 fueron 111 millones; en 2012, 110 millones de pesos. En esos años, dichas aportaciones fueron las únicas que hizo Comecyt en el rubro de apoyos para el fomento de proyectos ciudadanos vinculados a ciencia y tecnología. Después, en 2013 recibió 140 millones de pesos, en 2014 en total 159 millones, y en marzo de 2015 se pactó la más reciente entrega, de 174 millones de pesos. Estas aportaciones fueron las únicas que hizo Comecyt en el rubro de apoyos para el fomento a proyectos civiles de ciencia y la tecnología. Además, en 2014 el gobierno del Estado de México adjudicó 22 contratos por un total de 40 millones para el suministro de insumos digitales a la empresa Enova”, cita la investigación. 

El gobierno mexiquense ha erogado 867.9 millones de pesos a ambas organizaciones, y el federal, 880.7. 

“Pero además, el destino y los resultados de la inversión no son evaluados por ninguna dependencia oficial. Las evaluaciones, como aceptan los mismos responsables de la empresa y la fundación, son ‘internas’”, cita la investigación.

Uno de los involucrados en este proyecto es Jorge Camil, co-fundador de Enova, hijo del empresario Jaime Camil Garza, y hermano del actor Jaime Camil.