Jun03

Medieros: Dolosa y por tanto perversa

Rafael G. Hernández García Cano // La Jornada de Oriente

En varias ocasiones nos hemos referido en este espacio a las dificultades que cualquier ciudadano enfrenta cuando quiere ejercer su soberano derecho al acceso a la información. Particularmente en Puebla este derecho ha sido el blanco favorito de prácticas maliciosas por parte de los sujetos obligados especialmente, dependencias del Poder Ejecutivo estatal. Hemos tenido un poco de todo. Desde retrasos en los plazos que marca la ley para la entrega de información, cambios en la forma y formato de entrega, hasta no entregar información aduciendo su inexistencia. Todo lo anterior, ha sido evidenciado implícitamente por las prácticas acostumbradas. Pero si hubiera alguna duda de la mala fe, el portal Con los ojos abiertos nos ofrece una prueba contundente de la perversidad en la actuación de los sujetos obligados. La nota está disponible en:http://conlosojosabiertos.org.mx/index.php/secciones/noticias/item/documentoevidencia–dolo–de–ccp–en–transparencia.

En efecto, el pasado martes 26 de mayo en una nota titulada “Correos evidencian dolo en entrega de información…”, el sitio web, proyecto entre la Universidad Iberoamericana Puebla y el periódico digital e–consulta da cuenta de la firme decisión de Carreteras de Cuota Puebla (CCP), por obstaculizar el derecho de acceso a la información, a partir de hacer públicos documentos (correos electrónicos) enviados entre personal que labora en esa dependencia estatal.

En la nota se relata que el 17 de abril de 2015 se solicitó información vía Infomex, –electrónica, sin costo– a CCP, sobre el número de quejas registradas contra las líneas 1 y 2 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), pidiendo que la información especificara el motivo de la queja, y estuviera desglosada por mes. El 4 de mayo, CCP notificó al solicitante –vía Infomex– que ampliaría el plazo de respuesta. El motivo aducido fue: “…nos encontramos identificando la información solicitada”. Ciertamente la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Puebla (LTAIPEP) en el segundo párrafo de su artículo 51 faculta al sujeto obligado para solicitar la prorroga: “Este plazo podrá ampliarse hasta por 10 días hábiles más, en función del volumen o la complejidad de la información solicitada”. Es importante destacar que el mismo artículo 51 en su tercer párrafo señala: “El Sujeto Obligado deberá comunicar al solicitante, (…) las razones por las cuales hará uso de la prórroga. No podrán invocarse como causales de ampliación motivos que supongan negligencia o descuido del Sujeto Obligado en el desahogo de la solicitud”.

Así qué el 19 de mayo, fecha en que venció el plazo de los siguientes 10 días hábiles, la CCP notificó que la información estaba disponible para consulta directa. Lo que implica hacer una cita en día y horario hábiles para consultar la información, con la correspondiente pérdida de tiempo, esto si logramos concertar la cita. (A veces el responsable tiene “muy saturada la agenda”). Lo anterior ya es costumbre en los sujetos obligados. De ello hemos dado cuenta en este espacio. Lo meritorio de la nota de Con los ojos abiertos es que hace público que la respuesta a las solicitudes estaba lista para “liberarse” –quiero entender para colocar en el sistema Infomex– desde el 4 de mayo, fecha en que concluía el primer plazo de respuesta y que a pesar de ello, se detuvo y luego se puso a disposición en consulta directa para claramente, en este caso, dolosamente, obstaculizar el derecho de acceso a la información. No hay otros adjetivos. La actuación de Carreteras de Cuota Puebla, es dolosa y por tanto perversa…