Nov18

Con RMV ha crecido 863 por ciento el robo de combustible: Pemex

Ernesto Aroche // La Jornada de Oriente

En lo que va del sexenio de Rafael Moreno Valle el aumento en el robo de combustible alcanza ya 863 por ciento, tomando como parámetro el número de tomas clandestinas registradas por la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Datos que fueron entregados por la empresa propiedad del estado a una solicitud de información que presentó esta casa editorial revelan que en 2010, el último año de gobierno del priista Mario Marín Torres, se registraron 49 tomas clandestinas, casi cinco años después, al corte del 19 de agosto de ese año, sumaron un total de 472 tomas clandestinas detectadas, y aun falta por reportarse cuatro meses y medio, por lo que se prevé que la cifra siga creciendo en este año.

La información que proporcionó la dependencia estatal muestran, además, que los principalesfocos se concentran en los municipios de Quecholac y Acajete, que reportaron prácticamente un robo cada dos días. Y en menor grado Acatzingo, Acajete y Palmar de Bravo.

Aunque es en este último municipio, Palmar de Bravo, en donde se han generado violentos enfrentamientos, lo mismo entre grupos delictivos que con el Ejercito. Hace tan solo el pasado lunes se registró una agresión a las fuerzas de seguridad, que dejó como saldo un sargento lesionado.

La corresponsal de este diario en Tehuacán reportó lo siguiente: “De acuerdo con el parte que se rindió sobre ese caso; se sabe que fue a las 6:30 de la mañana cuando los militares realizaban un recorrido sobre la zona cuando comenzaron a dispararles desde un vehículo Mustang color negro con placas de circulación TYH 23–38 de Puebla.

“Fue un teniente de arma blindada quien señaló que en ese recorrido participaron las unidades 3306301 y 33063676, con 21 elementos a bordo, entre los cuales estaba el sargento segundo Martín Carrera Martínez, quien fue alcanzado por las balas que percutieron los delincuentes.

“Según el informe que rindió el militar a cargo del convoy, el sargento Carrera recibió impactos de bala en el tórax, el antebrazo y una pierna, por lo cual se le trasladó al Hospital de la Mujer de Tehuacán”.

En la nota citada se señala que existe la presunción de que los agresores forman parte “de una banda que se dedica al robo de hidrocarburos”.

Policías vinculados

Los datos proporcionados por la paraestatal con corte al 19 de agosto pasado no permiten verificar si la detención de dos policías estatales, Marco Antonio Estrada López y Tomás Méndez Lozano, director y jefe de Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Estatal Preventiva, por su relación con la comisión del delito de robo de combustible a Petróleos Mexicanos, impactó en la estructura de los grupos delictivos, pues ésta se produjo 30 días antes.

De lo que no hay duda es que mayo de 2015 es el mes con el número más alto de tomas clandestinas detectadas en el estado, pues la cifra subió a 95 casos, es decir prácticamente tres por día (3.1).

De hecho, reportes mencionados por diarios editados en la Ciudad de México ubican a Puebla como la tercera entidad con el mayor número de tomas clandestinas detectadas, superado solo por Tamaulipas –estado dominado por el crimen organizado– y Guanajuato.

En ese reporte, publicado en el periódico Excelsior, eleva hasta 511 el número de tomas clandestinas en Puebla al cierre de agosto, y plantea que a nivel nacional el delito repuntó 51 por ciento en el último año, mientras que en Puebla el incremento sería de 171 por ciento al comparar el periodo enero–agosto de 2014 y 2015.

Crecimiento exponencial

Los datos proporcionados a esta casa editorial señalan que en 2010, el último año del gobierno previo el número de tomas clandestinas, fue de 49, y ese el punto de arranque para comparar.

Para el año siguiente, el primero del sexenio de Moreno Valle, en el que se estrenó además como secretario de Seguridad Pública al priista Ardelio Vargas Fosado, quien llegó al cargo con señalamientos por su política de violación a los derechos humanos en su actuar como policía, la cifra tuvo su primer salto al incrementarse en 48 por ciento, pues se registraron 73 casos.

Ahí comenzó la escalada para el año siguiente, todavía con Vargas Fosado como responsable de la seguridad en el estado, se registraron 110 tomas clandestinas, esto significó un incremento con respecto al año precedente de 50 por ciento.

En 2013, año en el Vargas Fosado dejó el puesto en manos de Facundo Rosas Rosas, la escalada de golpes del crimen organizado contra la paraestatal siguió su camino y duplicó sus cifras, ya que pasó de 110 a 211 tomas ilegales del hidrocarburo, lo que significó un crecimiento neto de 91 por ciento.

Y en 2014 nada detuvo el crecimiento exponencial, pues Pemex detectó 335 puntos de robo de combustible, esto en términos porcentuales significó un incremento de 58 por ciento. Y para este año la tendencia sigue su rumbo como ya se señaló citando las cifras publicadas por el diarioExcelsior.

 

Un peligro social

Más allá del impacto económico del robo de combustible, una rápida revisión hemerográfica muestra en este año tres casos en los que el golpe a los ductos de Pemex han provocado grandes conflagraciones, lo mismo en la región de la Sierra Norte (Huauchinago), que en la zona conflictiva del Palmar de Bravo.

Mientras que en el mes de diciembre de 2010 una explosión de ductos en San Martín Texmelucan dejó como saldo al menos 28 muertos, 52 lesionados, 83 viviendas dañadas y 32 destruidas. La explosión, de acuerdo con las autoridades, fue producto de un ducto perforado durante un robo de combustible.